Propuestas que dan escozor

Escribe Darío Rodríguez

Entramos en el proceso electoral y todo el país sabe que uno de los déficits del actual gobierno tiene que con la pobreza infantil. Diagnóstico, datos, sobreabundan, faltan medidas potentes. Más del 20% de niños/as menores de 6 años son pobres. Hablamos de 168 mil personas.

Entre el 2006 y el 2013 se la bajó, luego tuvo una etapa de estancamiento, para crecer en la actual administración. Es demasiado obvio decir que esos niños/as adolescentes tienen menos acceso a todo y que ello afecta su bienestar y desarrollo cognitivo. Sus responsables también son pobres. Además el 70% de los hogares en los que crecen están a cargo de mujeres.

Habrá que revisar y escuchar a los distintos candidatos. Hace un tiempo, hubo mucho “silencio de radio”. Un equipo académico del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Administración de la UdelaR realizó la investigación “Empleo garantizado por el Estado (EGE) y renta básica universal (RBU)”.

El primero consistiría en que, a todo mayor de 18 años, el Estado le asegure un trabajo remunerado. La RBU significa un pago sin contraprestación alguna. Al tiempo que señalan la existencia de varias coberturas, entienden que las medidas propuestas “…generan mayores oportunidades de acceder a empleos decentes y dignos”.

Sabiendo que los cuestionamientos pueden venir por el lado de la financiación, manifiestan que “son costosos, pero los beneficios y externalidades también son importantes y no es claro que sean onerosos en términos netos”. Sugieren, -para escozor de los malla oro y buena parte del espectro político-, que las fuentes de financiación “estarán vinculadas a incrementos de impuestos existentes”. ¿Quién pone la tarasca?

En sus trabajos de simulación observaron que el costo de la RBU, depende del universo involucrado; comprendiendo entre un 13.5 y 28.5% del PBI. Si se acota a hogares con menores de 18 años sería menor, entre 3.5 y 7.3% del PBI. No desconocen que es una cifra “nada despreciable”. Sobre el EGE, que abarcaría unas 173 mil personas, posibilitaría que el desempleo caería al 6.9% y la informalidad del 25.3 al 19.1%. Creen que esta modalidad tendría más aceptación que la RBU. Es hora de discutir cuestiones centrales, dejando de lado la pirotecnia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Se acaba el recreo del puente? El gobierno anunciará medidas la próxima semana

La semana próxima el gobierno dará a conocer medidas a adoptar en…

Historia del turismo en Paysandú (parte I)

Por Juan Andrés Pardo – Magister en Consultoría Turística egresado de la…

El edificio Torre de la Defensa en Paysandú demandará una inversión de más de 12 millones de dólares

Evocando el Paysandú de otrora, Mario C. Macri fue uno de los…

IAE Salto continúa apostando a la profesionalización del turismo

Esta semana culminó el primer año lectivo para el Instituto de Alta…