Nuevamente la red social facebook fue la elegida para alimentar el debate que se generó con la entrevista que le hiciéramos al diputado Nicolás Olivera en la edición 336. Es decir en 20Once versión papel que le hiciera un reportaje al diputado Olivera, Ese mismo día -jueves 28 de febrero- el intendente Guillermo Caraballo le respondió vía facebook y anoche -miércoles 7-en la misma red, Olivera completó la secuencia. Aquí compartimos la carta que enviara Olivera vía email a nuestro medio.

Días atrás el Sr. Intendente Departamental, a través de una destemplada nota publicada en su cuenta personal de la red social facebook se refirió -a manera de respuesta- a lo expresado por quien suscribe en relación a cómo vemos a Paysandú casi al cierre de la gestión del Dr. Caraballo.

 

El Intendente pretende desmentir la realidad

Luego de un espacio de reflexión y después de meditar profundamente lo expresado por el jerarca comunal, estoy convencido que el Sr. Intendente pretende desmentir la realidad.

Esta desacertada forma de actuar también me llevó a preguntarme ¿Señor intendente, en vez de responderme a mí:  ¿por qué no sale de su despacho a recorrer los barrios de la ciudad o las localidades del interior? Eso sí, no vaya por los pocos lugares en los que su gobierno hizo alguna cosa, salga a afrontar la realidad en un departamento abandonado.

Pero claro, debemos entender que el intendente está solo. No tiene quien defienda su gestión, algunos jerarcas nunca estuvieron a la altura, otros se bajan de un equipo de trabajo que no supo conformar y del cual varios buscan desmarcarse, en un escenario donde el apoyo de su partido tampoco aparece.

Podría a través de estas líneas rebatir fácilmente cada una de sus afirmaciones, pero es la realidad y los propios vecinos de Paysandú quienes cada día lo dejan en evidencia, reclamando y exigiendo soluciones que no llegan. Seguramente luego de casi 4 años de gestión sea duro enfrentar y reconocer que se ha fallado con total éxito en el ejercicio de la conducción del departamento. Sin temor a equivocarme, creo que este lamentable escenario lo llevó a estar ausente o ser insensible a las necesidades de los sanduceros, optando por destinar recursos de la comuna para difundir logros que parten exclusivamente de su imaginación y que han quedado en meros anuncios.

 

Una vez más se alimentan divisiones

Pero hoy, parece que el año electoral lo empuja, entonces no queda otra, debe salir. Y sale como ha sido característico, confrontando, dividiendo, intentando hacer creer que el bien está de su lado y que los demás son todos malos y que la historia empezó cuando llegó al gobierno.

Un buen gobernante jamás haría lo que hace el intendente de Paysandú; por el contrario, buscaría apelar a los sentimientos comunes de los ciudadanos de su departamento y a partir de ellos trataría de construir algo bueno. ¿Acaso al intendente le parece que estos son tiempos de dividir a la gente, a sus vecinos?, ¿piensa que es eso lo que necesitamos?

¡Parece que el intendente no se aburre de mencionar siempre lo mismo! ¿Otra vez el tema de la casita? Usted que se dice defensor del orden jurídico y de las instituciones judiciales: ¿no recuerda que ese asunto ya fue juzgado por la Justicia y que los responsables ya pagaron sus culpas? Le confieso que no entiendo su forma de razonar que busca vincularme con esos episodios. Si yo siguiera esa tan rebuscada, equivocada y miope forma de pensar podría entonces hacerlo responsable de todos los desastres que la gente de su partido ha cometido y comete en el ejercicio del gobierno tanto a nivel local como nacional.

Pero además intendente, su respuesta deja en evidencia una vez más uno de sus grandes  problemas: su desconocimiento de la realidad del departamento, del estado de ánimo de la gente, de la percepción negativa que existe en la sociedad sobre su gobierno, imagen que usted permanentemente ayuda a construir, por ejemplo con apariciones como la que ahora nos ocupa o con sus largas ausencias.

 

Una gestión fallida

Los sanduceros ya no queremos transitar por calles y caminos destrozados. No es justo que constantemente se sucedan accidentes y que los vehículos se rompan, debiendo destinar dinero para arreglar las consecuencias de lo que su gobierno no hace.

¿Usted piensa que alguien le va a creer que “hizo a nuevo cientos de cuadras”? ¿Cómo se le puede creer que va a dar respuesta al problema de las calles cuando ni siquiera fue capaz de generar un lugar físico para la Dirección de Vialidad, dilapidando más de medio millón de pesos en acondicionar un espacio en el predio de Ancap que luego descartó?

Deseo profundamente que de verdad lleguen a hacer a nuevo algunos barrios, pero espero que esa reconstrucción no sea accidentada como la de Solari y Gamundi, donde los problemas de pluviales continúan y a poco de inauguradas las obras ya se observan roturas en pavimentos, cordones cuneta y veredas. Anhelo que el proceso de la obra aporte soluciones de verdad y no complicaciones como sucede en barrio El Roble.

Usted le ha faltado a la verdad a los vecinos, fijando cronogramas que nunca se cumplieron. Claramente en el Departamento de Obras no se enteran los plazos que usted anuncia, de lo contrario no lo dejarían todo el tiempo mal parado. Un simple ejemplo, las pocas cuadras que se intervienen en calle Entre Ríos entre San Martin y Park Way, que Usted comprometió su finalización para diciembre de 2018; estamos en marzo de 2019 y falta bastante. ¿Sucederá en ese caso lo mismo que en la construcción de la base para el monumento a Batlle y Ordóñez cuya inauguración, según su anuncio, sería para junio de 2018 y recién se finalizó hace algunos días, en febrero de 2019?

Su afirmación de que tenemos una ciudad limpia muestra, una vez más, que anda poco. Hay un notorio retraso en la atención de la demanda para el retiro de desechos de limpiezas y las volquetas no están limpias. Tampoco se le ocurre a su gobierno instrumentar algún tipo de campaña que apele a nuestra responsabilidad ciudadana.

¿Afirma que entregará las principales avenidas hechas a nuevo? Lamentablemente la única en la que se trabaja es en Avenida Salto, en tareas que comenzaron el lunes 2 de octubre de 2017 y que siguen sin terminarse, complicando tremendamente la vida de quienes viven y trabajan en esa arteria. Al momento son 17 meses de obra y aún estamos lejos de terminar. ¿A usted le parece que eso es defendible? A mí me daría vergüenza.

Nos dijeron que recuperarían Avenida Soriano y que la primera etapa de las obras terminaría a finales de 2018. Lamentablemente al momento no hay noticias, siquiera, de que hayan empezado.

Usted se ha olvidado por completo del interior del departamento, ninguneando a los municipios y sus habitantes, retaceándole los recursos que por ley nacional y departamental le corresponden. Pero no es solo olvido, es algo más. ¿Recuerda cuando en 2017 por no realizar obras en el interior se dejaron de ejecutar más de $15: (millones) que venían del gobierno nacional?

 

Mucho ruido y pocas nueces

Usted ha anunciado mucho pero concretó poco. Todo queda en los titulares, en los compromisos de plazos que después no se cumplen.

Se avanzó muy poco en materia de vivienda aun cuando dejamos muchos proyectos en marcha y el gobierno nacional no ahorró apoyos.

Esperemos que el tesón característico de los sanduceros permita que la organización solidaria en cooperativas siga siendo la única respuesta al problema habitacional.

No creo que sea necesario profundizar ahora mismo en decenas de anuncios que realizó y de los cuales no hay avances (“vertedero” municipal, jardín botánico, estadio de fútbol infantil, hotel en Guaviyú y la lista es larga).

 

Un Paysandú abatido por pérdidas de fuentes de trabajo

Y mientras el departamento se agota, se deteriora, se desconoce a sí mismo y cada vez más gente queda sin trabajo o se ve obligada a trabajar de manera informal y se nos parte el alma al ver cada vez a más vecinos revolviendo volquetas para sacar algo para comer o vender, usted reivindica logros que están lejos de las necesidades de la gente, que pasan inadvertidos porque las necesidades son otras y usted no es capaz de entenderlo.

Usted siga chocando, fragmentando, fomentando la división en la sociedad y repitiendo un discurso que se hace pedazos al chocar con la realidad. Nosotros seguiremos hablando con la gente, caminando, escuchando, aprendiendo de los errores, apostando a otra forma de política.

Cuando le tiendo la mano a un vecino no me importa que vota, no pienso si saludo a un blanco o a un frenteamplista, no pienso en que color le gusta, disfruto de encontrarme con un sanducero que como yo sueña y necesita un departamento mejor. Su forma de apelar a la división, a intentar separar los buenos con usted y los malos para el otro lado, ya se agotó. Nadie quiere eso. No necesitamos eso.  Lástima que no lo entienda.

Le diría que ha perdido el rumbo, pero no. La realidad indica que nunca tuvo uno.

 

PD: Sí realmente le interesa, puede visitar mi web nicolasolivera.com o la del propio Parlamento y ver ahí mi trabajo, decenas de proyectos e iniciativas que hemos presentado y que están a la espera de que su partido político las vote.

 

Nicolás J. Olivera

Diputado

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Se acaba el recreo del puente? El gobierno anunciará medidas la próxima semana

La semana próxima el gobierno dará a conocer medidas a adoptar en…

Historia del turismo en Paysandú (parte I)

Por Juan Andrés Pardo – Magister en Consultoría Turística egresado de la…

El edificio Torre de la Defensa en Paysandú demandará una inversión de más de 12 millones de dólares

Evocando el Paysandú de otrora, Mario C. Macri fue uno de los…

IAE Salto continúa apostando a la profesionalización del turismo

Esta semana culminó el primer año lectivo para el Instituto de Alta…