Escribe Andrés Lima

Intendente de Salto

¿Qué le decimos a una familia del litoral del país que hace meses ha perdido su fuente de ingresos producto de la diferencia cambiaría en la frontera con Argentina?

¿Quién se hace cargo de una situación que las familias no pueden ni afrontar ni manejar?’

¿En serio la respuesta sigue siendo lavarse las manos y echarle la culpa a los gobiernos departamentales que no tienen ninguna potestad directa de manejar el IMESI, bajar los impuestos o brindar asistencia directa a los afectados?  Muchas respuestas que siguen sin encontrar respuesta, a pesar de los días.

Y los números hablan por sí solos: Mientras en Montevideo el desempleo es del 7.6% en el interior del país es de 8.5%, habiendo disminuido en el mes de marzo de 2023 las personas ocupadas en 6.200, mientras creció en marzo el número de desocupados en 9.400 más respecto al mes anterior. Y la situación claramente es peor en el litoral.

El desempleo en nuestra región solo tiende a subir, basta mirar la cifra de desocupados en Salto 12,7%; 12,9% en Río Negro y 9,4% en Paysandú. Todos estos valores se mantuvieron por encima del promedio de la tasa nacional referida anteriormente.

Por eso cuando nos vienen a decir que es el gobierno departamental quien debería hacerse cargo, yo me pregunto ¿Qué pretenden que hagamos? Porque generar y estimular la llegada de inversiones lo hemos hecho tanto a través de la Central Hortícola del Norte, como de los Centros Termales Turísticos y el apoyo directo a varios proyectos de emprendimiento. Pero por más que avancemos con acciones directas, no podemos tomar las decisiones que sí se esperan para paliar la situación y que deberían tomar desde el gobierno nacional.

Pero para comprender la magnitud del impacto de esta disparidad de precios con la frontera argentina, basta comparar cuántas empresas han cerrado en esta zona, que ronda en torno al 18% y lo que ha sucedido en Montevideo cuya comparación entre el último trimestre de 2021 y el último de 2022 es solo de 2.5%.

Entonces, a buen entendedor, pocas palabras. Hoy existe un proceso claro y sistemático de cierre de empresas en el litoral del país que obedecen a pequeños comerciantes y servicios que no pueden competir con una frontera que vive una crisis constante.

Es el gobierno nacional al que le pedimos el siguiente paquete de medidas:

  • Ampliar la reducción del costo del combustible en las estaciones de servicios cercanas a la frontera, que se aplica en una rebaja del 30% del Impuesto Específico Interno (Imesi) y que hoy solicitamos sea del 40% que es el tope permitido.

La medida del IMESI vendría a alivianar una situación que solo viene empeorando. Pero retomamos el planteo de que se trabaje en el parlamento nacional un “Proyecto de Ley de Política de Frontera”, ya que es necesario abordar de manera integral este fenómeno y sobre todo, pensando fuera de la caja.

El panorama es desolador y la diferencia de precios con Argentina solo viene en aumento, lo que va a hacer más dramática y dura la realidad para nuestros emprendedores y el trabajo en el litoral del país. Según el último Indicador de Precios Fronterizos —que elaboró la Universidad Católica del Uruguay de Salto y presentó en enero de 2023—, hay una brecha de precios que crece y se ubica en 144,1% entre las ciudades de Salto (Uruguay) y Concordia (Argentina). El último indicador es de noviembre de 2022 y la brecha se ubicó en 121,9%.

  • Pedimos un Plan Integral de Fronteras que aquí no aparece. Necesitamos se apruebe nuestra idea respecto a micro-importación donde proponemos que el pequeño y mediano comercio del litoral norte tenga la posibilidad de comprar mercadería del lado argentino en la provincia de Entre Ríos y que la pueda ingresar de manera legal a Uruguay. En la reventa de esos productos está la ganancia del comerciante que atendería una importante necesidad de tantas familias que ven su esfuerzo de tantos años tirado por la borda.
  • Devolución de impuestos y rebajas tributarias a consumidores que paguen con tarjeta de crédito en comercios de la frontera, del lado uruguayo.
  • Convocatoria a una Mesa Nacional por Políticas de Frontera, que sea un ámbito de trabajo en donde participe el Ministerio de Economía y el de Trabajo, la Dirección Nacional de Aduanas, los departamentos de litoral uruguayo, los centros comerciales locales, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, la Agencia Nacional de Desarrollo, entre otros.

Nuestra plegaria es porque alguien atienda el llamado que se hace a la realidad de muchos uruguayos que solo se está agravando con el paso del tiempo. Dejemos atrás las facturas políticas y dediquemos tiempo a ayudar a los compatriotas que la están pasando muy mal y que no ven un horizonte claro de salida a esta grave situación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

10 consejos para organizar una Feria del Libro

Escribe Salomón Reyes El fin de semana pasado terminó la Feria Internacional…

Con 48 apartamentos, edificio Independencia es una realidad

Hoy se realizó un brindis por la inauguración del edificio Independencia ubicado…

Poliya Samurio lo hizo posible

A 20 años del cruce a nado del canal de la Mancha.…

NovaCore S.A.

Conociendo emprendimientos locales Fernando Marseillan es ingeniero Industrial de profesión, desde 2015…