Lo que nos dejó la semana

M.G.

La 53ª. Semana de la cerveza ya es historia y culminó de forma brillante con concurrencia masiva el día del cierre. Dejará mucha tela para cortar o mucha espuma para analizar.
Al igual que con el fútbol en la final sub 17, en el que no se cobró entrada, la medida que se aplicó el día domingo –que se repitió- resultó un verdadero suceso.
No hay caso, a la gente le gusta no pagar para entrar, sí para comer o comprar en los puestos, aquí no hay forma de salvarse.
Seguramente se deberá analizar la posibilidad de no cobrar algún día más o buscar otros incentivos. Hay que tener los números para tomar decisiones y conocer la opinión de quienes trabajaron en la semana.
El hecho que cinco cervezas artesanales uruguayas hayan ganado la licitación es algo así como recuperar parte del origen de la fiesta, “made in Paysandú”. Y eso está bueno, son emprendedores sanduceros y nacionales. Y es una demostración que no todo está perdido, que se puede.
La esperanza en este mundo globalizado en donde parece que siempre ganan las multinacionales, se quebró por un ratito. Bue.., sabemos que ganarán pero siempre se puede hacer algo o minimizar esos efectos con cabeza, ingenio, trabajo.
Todo lo que tenga que ver con darle preferencia, aunque en este caso fue una licitación ganada lícitamente, es visto con buenos ojos. Es dinero que quedará acá y que dará trabajo a nuestra gente. Ese debe ser el desvelo de la organización, de nuestros gobernantes en general.
Con el fin de aportar y desconociendo algunos datos finos que a uno le impiden tener una opinión más clara. La información es valiosa para poder tener una comprensión cabal y para tomar medidas.
La semana ha mejorado, de eso no hay dudas. Y es deseable que así suceda, con este gobierno y el que venga, del color que sea.
La estética del predio, la presentación ha mejorado sustancialmente con los stands, con la presencia de más artesanos, de la plaza de comidas que viene del año pasado. Se nota el buen gusto.
Hay muchas cosas para hacer fuera del predio también, hay innumerable cantidad de propuestas.
Quizás falte más información detallada con días y horarios de todo lo que hay para hacer.
Volviendo a lo del inicio, quizás nosotros apostaríamos y allí entramos en terreno opinable a que quizás pueda ser gratis el ingreso al predio algún día más, de los “flojos”, domingo, lunes, martes.
Creemos que es una fiesta de muy buen nivel, que posiciona muy bien a Paysandú, que ha recuperado prestigio. Es solo ir y verlo con los ojos bien grandecitos y sin prejuicios, sin camisetas partidarias.
En lo personal hemos recorrido otras y podamos afirmarlo sin ambages y ojalá que se siga superando luego de algún período de crisis que sufrió el evento.
A nivel de espectáculos nos parece que un poco se “abusa”, que hay “demasiada oferta”. Está muy cargada y eso tiene un presupuesto. Para los que disfrutan de los mismos naturalmente es una excelente noticia, por 350 pesos ver a Tabaré Cardozo y a NTVG, es realmente muy en cuenta, por debajo de lo que se cobra en otra fiesta.
No se trata de convencer a nadie como decía Saramago, convencer es una falta de respeto. Es un acto de colonización. Es dar argumentos y seguir trabajando para mejorar.
Ah, y otro aliado importante que tuvo la fiesta, su majestad el tiempo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Se acaba el recreo del puente? El gobierno anunciará medidas la próxima semana

La semana próxima el gobierno dará a conocer medidas a adoptar en…

Historia del turismo en Paysandú (parte I)

Por Juan Andrés Pardo – Magister en Consultoría Turística egresado de la…

El edificio Torre de la Defensa en Paysandú demandará una inversión de más de 12 millones de dólares

Evocando el Paysandú de otrora, Mario C. Macri fue uno de los…

IAE Salto continúa apostando a la profesionalización del turismo

Esta semana culminó el primer año lectivo para el Instituto de Alta…