Paysandú For export: Si algo te faltaba “Polilla”

En Doha, Catar, se disputó el Campeonato Mundial Master de Natación y allí estuvo presente Oscar “Polilla” Samurio, nadador y waterpolista sanducero, orgullo de la heroica y un verdadero “Monstruo Sagrado” como lo describió el libro de Julio César Damico hace unos años.

Además de ser un gran jugador de waterpolo, el sanducero cruzó a nado el Río de la Plata en 1998, siendo uno de los pioneros en la región, y meses más tarde también el Canal de la Mancha en Europa.

Samurio estuvo presente en la importante cita mundialista formando parte del equipo brasileño llamado Río Water Polo, representando a Brasil.

Generalmente Samurio entrena con deportistas argentinos pero en esta ocasión Argentina no reunía las edades de los competidores para calificar al torneo pero “Polilla” conocía a tres brasileños que en su momento defendieron a Argentina, un as sobre la manga para poder participar.

Fue un viaje caro y costó llegar al dinero admitió y se embarcó rumbó a San Pablo pero no pudo entrenar en la previa con el equipo. Su primer encuentro fue en la cancha, en el primer partido.

La mayoría de los jugadores que fueron a Catar provenía de Río de Janeiro pero Samurio entrenó en San Pablo con otros jugadores durante tres días.

En el certamen Masculino de más de 65 años se enfrentaron con Europa Sporting de Italia y HZC De Robben de Holanda, uno de los mejores equipos del mundo que contaba con la presencia de jugadores que representaron a ese país en Juegos Olímpicos y Mundiales.

Durante la fase de grupos el equipo de Brasil venció a los italianos en dos ocasiones pero perdió con los holandeses los otros dos encuentros, alcanzando la final contra el equipo que hasta ese momento no había perdido. En la definición y tras un gran partido que el propio waterpolista nos contará en la nota, pudieron ganar y festejar el título del mundo.

La historia del Waterpolo en Uruguay

Recordó en entrevista con Helvecia de Colonia que “en el año 76 o 77 nos empezamos a juntar con un grupo de entrenadores y guardavidas para formar un grupo de waterpolo, en ese momento estaba estudiando educación física y trabajaba en el Club Banco República así que nos juntamos y jugamos varios partidos”.

Poco tiempo después ese club, es decir Banco República, sería el primero y único del Uruguay en practicar de forma activa waterpolo.

Como siempre ocurre el deporte se fue abriendo y se formaron otros equipos como Biguá, Olimpia, Neptuno y Hebraica, esos fueron algunos de los que recordó Samurio.

“En el 80 me fui para Paysandú y empecé con mi trabajo de waterpolo, algo que sigo haciendo hasta hoy en día, entrenando y jugando” puntualizó el reciente campeón del mundo.

Pasado el tiempo “Polilla” comenzó a buscar equipos para poder competir con personas de su edad y ahí fue que arrancó su peripecia por el mundo, disputando varios campeonatos mundiales en países como Canadá, Hungría, Corea del Sur, Japón y ahora Catar.

Un campeón!

Nos explicó que para el reciente campeonato que ganó con el equipo brasileño siempre se permite tener algunos extranjeros porque “no es un mundial con los países”, aunque está claro que se juega a un alto nivel.

Dijo que desde hace tiempo conoce a un grupo de jugadores en la República Argentina y viaja algunas veces al mes desde Paysandú hasta Buenos Aires para entrenar y jugar campeonatos. Sus próximos objetivos serán el Panamericano que se va a jugar este año, en junio o julio, en Trinidad y Tobago, “todavía no estoy seguro si jugaré con los argentinos, si es que viajan, sino voy a estar otra vez con los brasileños”.

Nos contó sobre el campeonato que “a pesar de que solamente jugamos contra Italia y Holanda, porque depende del tiempo, el dinero y los clubes que quieren participar, tuvo mucha importancia por la presencia de los holandeses que son un equipo de mucha experiencia, de primer nivel”. Con jugadores de casi 1.90 de altura y para el deporte influye el promedio que es de 1.85 a 195 por la envergadura de brazos y por las patadas.

Apunta que “con estatura no tan alta podés ser más rápido es el plus que podés tener”.

El camino al título del mundo, del mundo

Respecto a los partidos manifestó que “le ganamos en dos ocasiones a Italia pero luego Holanda nos ganó y pensaron que tenían la medalla colgada, que iba a ser un trámite, pero nosotros estuvimos hablando, analizamos como teníamos que jugarles y no podíamos dejar pasar la oportunidad, esta era una de las cosas que se presentan a veces en la vida”.

“Cuando faltaba poco para terminar íbamos perdiendo pero lo empatamos y en los últimos 40 segundos pude hacer un gol que era el de la victoria” nos contó y agregó que “faltando un segundo y nueve décimas tenían la pelota y sonó la alarma para avisar que había terminado el partido pero al parecer hubo un error y luego de 20 minutos se resolvió volver a jugar ese tiempo”.

LEER MÁS EN EDICIÓN PAPEL

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

10 consejos para organizar una Feria del Libro

Escribe Salomón Reyes El fin de semana pasado terminó la Feria Internacional…

Con 48 apartamentos, edificio Independencia es una realidad

Hoy se realizó un brindis por la inauguración del edificio Independencia ubicado…

Poliya Samurio lo hizo posible

A 20 años del cruce a nado del canal de la Mancha.…

NovaCore S.A.

Conociendo emprendimientos locales Fernando Marseillan es ingeniero Industrial de profesión, desde 2015…