En un escenario de creciente urbanización y desigualdad en Uruguay, las políticas públicas en vivienda, hábitat y espacio público juegan un papel fundamental para lograr el desarrollo territorial con equidad. Estas propuestas buscan mejorar la integración social, la accesibilidad a una vivienda adecuada y la creación de entornos urbanos y rurales equipados, que promuevan la convivencia, la inclusión y el desarrollo sostenible.

Uno de los pilares clave es la transformación planificada de los territorios y espacios urbanos, con el objetivo de lograr una mayor integración y equidad social. Esto implica extender las coberturas de redes de infraestructura, equipamientos y servicios, en coherencia con la política de vivienda y hábitat. Asimismo, se debe prestar especial atención a las nuevas ruralidades, garantizando condiciones habitables equiparables al medio urbano.

Otro aspecto fundamental es la promoción de la convivencia de diversidades en espacios urbanos y no urbanos, desarrollando el espacio público como un punto de encuentro. Esto requiere acciones concretas para combatir la segregación residencial, priorizando la superación de la precariedad habitacional y la integración de los asentamientos irregulares.

En este contexto, el desarrollo del transporte colectivo y la seguridad vial juegan un papel crucial para mejorar la accesibilidad y la integración territorial. Estas medidas, en conjunto con el fortalecimiento de las carteras de tierras públicas y la dotación de saneamiento adecuado, facilitarán el acceso al suelo y la vivienda.

Además, se propone el desarrollo de un sistema de alquiler social regulado en precios, plazos y renovaciones, complementado con un parque de viviendas de propiedad estatal para alquiler social. Esto permitirá atender a los sectores sociales y hogares que no pueden acceder a una vivienda por la vía del mercado.

Como precandidato a la presidencia de la república, considero que para hacer realidad estas propuestas, se requiere un compromiso con un incremento sostenido y creciente en el presupuesto de vivienda, priorizando la atención a hogares en situación de emergencia y otros programas prioritarios. Asimismo, es fundamental asegurar que las políticas privadas en financiamiento y construcción de viviendas lleguen efectivamente a los sectores destinatarios, evitando operaciones inmobiliarias especulativas.

Estas políticas de vivienda, hábitat y espacio público buscan construir territorios y ciudades más integradas y habitables, donde la equidad social, la convivencia y el desarrollo sostenible sean los ejes centrales. Solo a través de una acción coordinada y una visión integral, podremos avanzar hacia la construcción de entornos urbanos y rurales más justos y resilientes en nuestro Uruguay.

Dr. Andrés Lima

Precandidato a la presidencia de la República

Frente Amplio

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Olivera y Larrañaga Vidal encabezan preferencias en el PN según CIFRA

El intendente y el hijo del difunto ministro son los dirigentes locales…

El alejamiento de Olivera de AL y su futuro

Análisis político del Lic. Iván Sánchez El alejamiento de Olivera de Alianza…

En Paysandú los Colorados están a favor, los blancos tienen dudas

Los partidos integrantes del gobierno analizaron hace unos días la marcha de…

El Paysandú que no queremos ver

JULIO NORTE La pobreza es uno de los principales problemas que afectan…