Hidrovía del Río Uruguay

Arq. Rogelio Texeira

Hace unos días visitó nuestro país Lula, quien asumió con vocación de poner a Brasil en el mundo pero con la bandera de la integración regional.

Lo demuestra el hecho que en su primera salida al extranjero fue a Buenos Aires a la reunión de la CELAC y al otro día a Montevideo.

Entre otras actividades mantuvo una reunión privada con Lacalle Pou y una más amplia en la que intercambiaron parte de los equipos de Gobierno de cada País.

Fue una inmejorable oportunidad para que Lacalle plantee el tema de la Hidrovía del Río Uruguay.

Lamentablemente no lo habría hecho.

Por lo que trascendió “Lacalle Pou también comentó durante su alocución que en la reunión con Lula se abordaron temas de infraestructura común entre ambos países. Según dijo, en una primera parte del encuentro se trató el tema de “las hidrovías de las lagunas Merín y de los Patos”. También se acordó avanzar en la construcción de un puente de mayor porte “que pueda sostener una mayor carga de tránsito productivo” entre las ciudades fronterizas de Río Branco y Yaguarón. Por último, hablaron de la posibilidad de que “el aeropuerto de la ciudad de Rivera sea binacional”[i].

A lo largo de la historia, quienes estamos radicados en el litoral escuchamos como nuestros mayores nos cuentan con nostalgia sobre la gran actividad portuaria permanente que alguna vez existió en todo el río Uruguay, hay cientos de relatos sobre la actividad de los puertos y los astilleros en Salto, Paysandú y Fray Bentos.

Era la forma en que llegaba mercadería para proveer nuestra zona y el sur de Brasil, eran los puertos de salida de la producción desde la época de las Misiones jesuíticas hasta comienzos del siglo XX. Tanto que algunos historiadores relatan que durante el siglo XIX el puerto de Salto era el más activo después del de Montevideo.

Eso, por diferentes razones no es más así, pero recurrentemente escuchamos a actores políticos ilusionarnos con el retorno a la actividad naviera permanente en el litoral, incluso los uruguayos invertimos millones de dólares en mejoras de las condiciones de navegación para posibilitar que así sea.

Lamentablemente la actividad sigue siendo intermitente, a pesar de todo el esfuerzo de múltiples actores locales, como por ejemplo la CIPUP en Paysandú o CODELOG en Fray Bentos.

Existen posibilidades de transformar el río Uruguay mayormente navegable en una hidrovía activa y pujante.

Es necesario contar con puertos funcionando y barcos navegando, pero fundamentalmente con cargas que viabilicen la actividad y parecería que las cargas en territorio uruguayo o no son suficientes o no hemos logrado encontrar los caminos para moverlas por la vía fluvial.

Pero, en la región las cargas están, son reales.

Según los estudios que realizaran en el año 2003 CARU-CTM y la Unión Europea, en aquel momento y previo al gran auge de la soja, las cargas brasileñas existentes en la zona de influencia del río al sur de Sao Borja superaban los 20 millones de toneladas anuales con potencialidad de salir por nuestro río. Esto equivale al 80% de la actividad sumada de los puertos de Montevideo y Nueva Palmira del año 2018, lo que significaría que viabilizaría no solo la navegación comercial hacia el norte de Salto, sino que consolidaría el funcionamiento de los puertos de Paysandú y Fray Bentos como complemento del de Nueva Palmira, puerto marítimo del Río Uruguay.

Para conseguir esas cargas hay que superar algunos obstáculos.

El Prof. Edison González Lapeyre en una reciente conferencia organizada en la Sede Salto del Cenur-LN de la Universidad planteaba la existencia de diferentes obstáculos, algunos físicos que requieren inversión en infraestructura como, por ejemplo Salto Chico y Salto Grande, otros logísticos que hacen a los costos del transporte, la articulación de la multimodalidad del transporte y los destinos finales de las mercancías, pero hacía especial énfasis en los obstáculos jurídicos-diplomáticos.

Decía que para que funcione la hidrovía del Río Uruguay es imprescindible acordar con Argentina y Brasil la posibilidad de navegar aguas arriba de Bella Unión, pero sobre todo la posibilidad de mover cargas desde y hacia Brasil.

Es previo a invertir en infraestructura portuaria, de canales, esclusas o dragados. Nadie va a invertir si no tiene certezas que va a poder usar.

Un planteo que o no se hizo al anterior gobierno brasileño o la respuesta fue negativa. El acuerdo entre países se hace con documentos firmados, no vale el acuerdo de palabra y sobre este tema no hay nada firmado.

Muchos analistas comparten que no es fácil que Brasil entregue el manejo de la carga de sus productos a otro país en un río que no controla, pero es eso justamente lo que está haciendo Lacalle al plantear lo de la hidrovía de Laguna Merín – Lagoa dos Patos para utilizar el puerto de Río Grande do Sul como alternativa al puerto de Montevideo para las exportaciones desde la región este del Uruguay.

Para salvar ese resquemor se puede plantear una empresa mixta trinacional que gestione la hidrovía del río Uruguay y sus cargas. Existen experiencias en el mundo.

El Presidente Lula y algunos de sus ministros han insistido con una fuerte apuesta a la integración, al fortalecimiento del Mercosur y a salir como bloque a negociar en el mundo.

Era la oportunidad de plantearlo, por la importancia del tema y buscando revertir la situación (ya habían anunciado los temas que se iban a plantear), escribí un artículo alertando de la situación y una vez publicado[ii] lo compartí a los correos institucionales (que figuran en las páginas web de los Organismos) de más de veinte personas entre integrantes del gobierno y legisladores de todos los partidos, algunos de ellos muy cercanos al Presidente Lacalle.

Esperemos que el Presidente y su equipo, especialmente la Cancillería reconsideren esta situación y se pueda incluir en la negociación con Brasil.

Ayudaría mucho a cambiar la situación de parálisis en la que está nuestra región litoraleña, una hidrovía activa genera oportunidades para el desarrollo.

No perdamos más oportunidades.

Ex Director de obras I de Salto; Ex Delegado uruguayo ante CARU

[i] https://ladiaria.com.uy/politica/articulo/2023/1/el-gobierno-de-lacalle-pou-interpreta-como-un-guino-el-discurso-de-lula-y-se-apresta-a-seguir-negociando-con-china/

[ii] https://www.uypress.net/Columnistas/Rogelio-Texeira-uc126605 publicado el 21/enero/23

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Se acaba el recreo del puente? El gobierno anunciará medidas la próxima semana

La semana próxima el gobierno dará a conocer medidas a adoptar en…

Historia del turismo en Paysandú (parte I)

Por Juan Andrés Pardo – Magister en Consultoría Turística egresado de la…

El edificio Torre de la Defensa en Paysandú demandará una inversión de más de 12 millones de dólares

Evocando el Paysandú de otrora, Mario C. Macri fue uno de los…

IAE Salto continúa apostando a la profesionalización del turismo

Esta semana culminó el primer año lectivo para el Instituto de Alta…