Si Paysandú es tango, ¿por qué no se están involucrando a todos los artistas talentosos del tango del departamento?”. Al igual que sucedió en el carnaval, el gobierno del Partido Nacional y la coalición Multicolor solo convocan, contratan y ceden gratuitamente las instalaciones culturales a aquellos que coinciden ideológicamente con el gobierno de Nicolás Olivera.

Es sabido que muchos artistas que trabajan para el gobierno en la Intendencia de Paysandú están militando para el Partido Nacional y concretamente para Nicolás Olivera. Un artista mencionó por ahí: “Nosotros estamos con Nicolás, en devolución al favor que nos hizo en esta administración, durante estos cuatro años, como agradecimiento estamos con Nicolás y no podemos hacer nada del lado opuesto, ya que fue durante esta gestión que se nos dio trabajo y por eso lo apoyamos a Nicolás”.

Dice el dicho, ¿Favor con favor se paga, y aquí queda clara la reciprocidad del popular dicho, devolviendo favores y ayudando a quienes nos los ayudaron, siendo agradecidos y brindando apoyo a quienes los beneficiaron. Realmente es lamentable que todos los artistas que entraron en diferentes áreas “a dedo” por este gobierno están obligados moralmente (según ellos) a militar por el Partido Nacional, pero en realidad están presionados a cumplir con “Nicolás”, por el favor político que los benefició con los cargos.

Una de las tantas historias de los talentosos, dejados de lado en apoyo contractual y logístico, uno de los grandes y apasionados artistas del tango que tiene Paysandú es Domingo Logiurato, un hombre que asume el tango como un estilo de vida, una persona multifacética: comerciante, padre de familia, ciclista apasionado y, sobre todo, un amante devoto del tango y la milonga. Para él, el tango no es solo un género musical, sino una forma de vida, una pasión que ha moldeado su existencia y le ha dado un propósito más allá de sus obligaciones cotidianas. Desde sus primeras incursiones en el mundo del tango ha compartido escenarios con grandes figuras del género como Juan Gutiérrez, Julio Favre, Heraldo Roland, Fernando “Pomo” Vera, Carlos “Caco” Pauletti, Luis Castro, Gastón Ruiz y Teresita Godoy, otra de las artistas que fue ignorada y dejada de lado por Paysandú es Tango, y por la Intendencia de Paysandú, no habiéndose convocado para participar de las Tanguerías u otros eventos.

Para Domingo, cada presentación es una celebración de su amor por esta música que, según él, “le habla al alma y al corazón”. Su travesía tanguera lo ha llevado a brillar en diversos escenarios de Uruguay y Argentina. En Paysandú, Tacuarembó, Montevideo y Buenos Aires, Domingo ha dejado su impronta, demostrando que el tango es un lenguaje universal que trasciende fronteras. En Tacuarembó, su talento fue reconocido al ubicarse entre los primeros lugares en el prestigioso concurso “Vení a cantarle a Gardel”, un logro que reafirmó su capacidad y dedicación. En Montevideo, Domingo alcanzó uno de sus más grandes logros al ganar el Certamen de Canto y Autores Uruguayos, representando (posteriormente) a la sede uruguaya en el Festival Tango Boedo 2024. Este triunfo no solo consolidó su carrera, sino que le abrió las puertas para representar a Uruguay en Buenos Aires como invitado de honor del mismo festival. Actualmente, Domingo está presentando un ciclo virtual en sus redes sociales denominado “Tangos con nombre de mujer”. En esta serie, rinde homenaje a las mujeres que han sido inspiración y protagonistas en el mundo del tango, explorando las historias detrás de cada canción y conectando con su audiencia de una manera íntima y personal. El tango le permite conectar con su público de una manera íntima y profunda, compartiendo con ellos las alegrías, penas y nostalgias que caracterizan este género musical. La motivación de Domingo para cantar tango proviene de su deseo de mantener viva esta rica tradición cultural y de transmitir su esencia a las nuevas generaciones.

Domingo Logiurato no solo canta tango; él vive y respira tango. Su voz, cargada de emoción y autenticidad, es un puente entre el pasado y el presente, un recordatorio de que la música puede ser una poderosa herramienta para unir corazones y contar historias que resuenan a través del tiempo. Para Domingo, el tango es su refugio, su pasión y su legado, igual que para Agustin Lombardini, otro referente del tango sanducero, que si bien trabaja en la IdP tampoco fue convocado para las veladas de Paysandú es tango, totalmente injusto, debemos abrir la cancha, no cerrarla para unos pocos amigos militantes.

Además, es importante destacar que Sebastián Acosta es otro de los grandes artistas que no ha sido tenido en cuenta en la forma que se merece por Paysandú es Tango y la Dirección de Cultura. Este talentoso bailarín y coreógrafo, es el único sanducero en su género que ha recorrido el mundo con su pasión por el tango. Reconocido por su destacada participación como protagonista en Stravaganza Tango en Buenos Aires – Argentina, ha sido galardonado con el premio CARLOS al mejor bailarín y ha demostrado su destreza en escenarios de todo el mundo.

Como director general de los proyectos Intenso Tango y Tanmurgueando, ha llevado su amor por el tango a nuevas alturas, convirtiéndose en un referente indiscutido en la escena artística internacional. Ha tenido el honor de compartir escenario con grandes figuras como Flavio Mendoza, Hernan Piquín, Julio Bocca, Facundo Massei, Nicolás Vazquez, entre tantos otros, quienes han reconocido su singular talento y dedicación en el arte del baile.

Sin embargo, a pesar de su talento y trayectoria como sanducero de ley, Sebastián Acosta tampoco ha sido tenido en cuenta por este proyecto tanguero. Es lamentable que un artista de su calibre no haya sido considerado para formar parte de este proyecto, ya que su aporte hubiera sido invaluable. Seguramente, su ausencia se notará y se perderá la oportunidad de enriquecer aún más la propuesta con su presencia. Sebastián Acosta, con su arte único y su pasión inigualable por el tango, merece ser reconocido y valorado en el ámbito tanguero, ya que su talento es indiscutible y su impacto en cada escenario es inigualable, ya llegarán tiempos de cambios, donde podremos disfrutar de su talento y el de todos nuestros artistas que han sido dejados en el rincón del olvido.

Por eso, como artista nacional y frenteamplista, estoy convencido de que la Dirección de Cultura GESTIONE y no solo ADMINISTRE, además es importante que se promueva la diversidad y la inclusión en todos los ámbitos artísticos, incluido el tango. Los artistas deben ser seleccionados por su talento y habilidades, no por su afinidad política. Todos los artistas deben tener la oportunidad de participar y mostrar su arte, independientemente de su postura ideológica, raza, género u orientación sexual.

Resultaba innecesario contratar personas de fuera del departamento con salarios elevados, gastos de pasajes, alojamiento y viáticos, cuando contábamos con talentos sanduceros como Domingo Lougiurato, Teresita Godoy, Sebastian Acosta o Agustin Lombardini, apasionados por el tango, que ni siquiera fueron tenido en cuenta como artista o docentes invitados.

Es preocupante que algunos artistas se sientan presionados o comprometidos a apoyar a determinados políticos debido a favores pasados o beneficios recibidos. Esto, sin dudas, limita la libertad de expresión y la diversidad artística, y es importante que se fomente un ambiente donde los artistas puedan expresarse libremente y ser reconocidos por su trabajo y no por su lealtad política al Partido Nacional y a la Coalición Multicolor.

Desde el Frente Amplio consideramos que es necesario promover la transparencia y la equidad en la selección de artistas, para que todos tengan la oportunidad de participar y contribuir a enriquecer la cultura y el arte de nuestro país. La inclusión de diferentes perspectivas y estilos enriquece la escena artística y permite que todos los talentos puedan brillar y ser reconocidos por su arte.

Este hecho que visualizamos hoy, sin dudas, es un acto de corrupción, que utiliza los recursos de todos los sanduceros para favorecer al Partido Nacional, a la Coalición Multicolor y a “Nicolás”.

El Frente Amplio tiene como objetivo fortalecer y ampliar el proyecto: “Paysandú es tango”, para promover y posicionar al tango como parte fundamental de la cultura nacional y departamental.

Desde nuestra perspectiva, es fundamental fomentar la pasión por el tango y seguir impulsando esta iniciativa para enriquecer la oferta cultural de Paysandú, pero consideramos que se debe hacer en coordinación con otros proyectos y artistas referentes al género.

Promoveremos establecer alianzas y colaboraciones con otras instituciones, escuelas de baile y grupos de tango para enriquecer la propuesta y promover el intercambio de experiencias y conocimientos, también promoveremos una verdadera descentralización y la inclusión del género en la educación cultural, contribuyendo al enriquecimiento de la vida cultural de Paysandú y fortaleciendo la identidad local a través del tango. ¡Viva el tango en Paysandú!

Tec. Pablo Miranda Ponce 

Docente – Artista Nacional – Frenteamplista Independiente

Créditos: Texto del relato sobre la historia de Domingo Logiurato: Zelmar García

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El abrazo que no te di llega este jueves a Paysandú

La Inter Social Paysandú organiza para este jueves una actividad enmarcada en…

Es mañana: Angelina se estrenará en Paysandú este jueves

Angelina es una película sanducera que se estrenará el próximo 9 de…

¿Qué artistas vendrán a la Semana de la Cerveza?

A algo más de 30 días de su inicio, poco se sabe…

Pablo Miranda: “El carnaval es una inversión, no un gasto”

Pablo Miranda, es un carnavalero que cuenta con una dilatada trayectoria, hoy…